¡Qué bien, que me he olvidado el ordenador!

Si alguna vez te has quedado sin luz, se te ha estropeado el ordenador, se te olvidó el cargador del portátil, tienes conjuntivitis de leer los «Hermanos Kamarazov» en el móvil o hubo un apagón de luz y tenías ganas de serigrafiar, no te quedes con las ganas. En realidad es una ocasión genial para estampar en serigrafía sin necesidad de abrir el ordenador y recuperar el gesto fresco del dibujo, la composición y disfrutar con los procesos y los nuevos caminos que ofrecen técnicas donde no hay intervención digital de ningún tipo.
En la Vostok, nos encanta la técnica del dibujo directo en serigrafía, ya sea con plantillas y máscaras de vinilo o con el sistemas de bloqueo de malla que ofrece la marca Speedball y que la Vostok popularizó. Si te has quedado con ganas de saber más, visita nuestros tutoriales de serigrafía: -serigrafía con máscara de vinilo
-Serigrafía sin emulsión