La cianotipias son para el verano

Si ves que entra un rayo de Sol en tú habitación, es la ocasión de ponerse a bailar con la canción de Los Diablos y luego hacer unas cianotipias. No hay nada más divertido que hacer blueprints directos. Puedes usar plantillas de recorte, trabajar con objetos o pintar directamente con el pincel y dejar que la luz haga el resto. Es mágico ver como el Sol, revela tus dibujos y como empiezan a azular antes tus ojos, la impredictibilad de la luz natural, hacen que este proceso sea muy especial y la casualidad toma un carácter decididamente original.

Con muy pocos materiales, puedes conseguir unas cianotipias muy intensas. Nosotros hemos usado un pincel, que no tenga elementos metálicos que alteran la composición de la cianotipia, recortes de papel para hacer las máscaras y un cristal que hace la función de prensa, y mucho Sol